Saltar al contenido.

Entradas de la categoría ‘Sin categoría’

20
Oct

Encuentro de Esgrima Corta en Sicilia

Worshops Knife & Machete

Por segundo año consecutivo hemos participado en el Knife Fencing Day 2 que organiza el maestro Giuseppe Bonaccorsi.

Está experiencia es una de las primeras experimentadas al llegar a Italia, ha sido un espacio de intercambio de experiencias sobre la defensa y diversos estilos marciales y de métodos populares de defensa con armas punzo penetrantes.

El encuentro se caracteriza por la gentilesa del equipo del maestro Bonaccorsi y la asociación ANCONBAT; el esfuerzo por presentar el legado histórico de la esgrima corta Siciliana se sustenta en la historia y diversidad cultural que compone lo que hoy es Sicilia.

Ejercicios de desplazamientos en el cuadro

Sicilia 2018

15
Sep

Venezuelan weapons games system – Performance Art Defense

El Juego De Garrote Venezolano, o Juego de Palos como también se le conoce, es un tipo de esgrima popular-campesina que es empleada para la defensa personal. Es originaria de Venezuela y tiene una antigüedad mayor a los 200 años; se ejecuta con palos/garrotes de madera que oscilan entre 70 y 90 cms de largo y con un grosor de 1 a 2 cms. Su dinámica gira en torno a los ataques y defensas que son ejecutados con el cuerpo provisto de un garrote y pudiéndose emplear cuchillos y machetes, o también con el cuerpo desarmado.

Al tener un origen popular se sitúa dentro de la historia, cultura, valores y saberes populares que forman parte de la identidad venezolana. Es así que en el repertorio de las variadas manifestaciones culturales tradicionales venezolanas se puede encontrar el conocido baile “El Tamunangue”, el cual incluye en su performance la “batalla” en la que se hacen escenificaciones que referencian al Juego de Garrote, aunque hay que destacar que este sistema de lucha, a diferencia del Tamunangue, no emplea música ni se incorpora a ninguna devoción religiosa y no es una coreografía si no un sistema de defensa.

The Venezuelan Truncheon Game, or Game of Sticks as it is also known, is a type of popular-peasant fencing that is used for self-defense. It is originally from Venezuela and is older than 200 years; It is executed with sticks / sticks of wood that oscillate between 70 and 90 cms in length and with a thickness of 1 to 2 cms. Its dynamics revolves around the attacks and defenses that are executed with the body provided with a club and being able to use knives and machetes, or also with the body disarmed.

Having a popular origin is located within the history, culture, values and popular knowledge that are part of the Venezuelan identity. Thus, in the repertoire of the varied traditional Venezuelan cultural manifestations one can find the well-known dance “El Tamunangue”, which includes in its performance the “battle” in which stagings are made that refer to the Garrotte Game, although it is necessary to note that this system of struggle, unlike the Tamunangue, does not use music or incorporate any religious devotion and is not a choreography but a defense system.

8
Jul

Workshop 1 intercambio en el CRA’P, primer encuentro en Barcelona, España

El pasado 05 de julio Roberto Santaella y María Elisa Al Cheikh intercambiaron en el centro de investigación y creación artística CRA’P la experiencia desarrollada durante un año en el laboratorio Cuerpos en Incertidumbre.

Este proceso de investigación y creación conjuga diversas disciplinas como la DMT (Danza-Movimiento-Terapia) los estudios ínter-culturales y los estudios de La performance.

El sistema de juegos de armas venezolano soporta la construcción de nuevos métodos de exploración creativa, donde los procesos de resignificación de la violencia toman un rumbo hacia la introspección y la confrontación de la relación con el otro u otra.

Repensar la violencia con mirada crítica de las situaciones internas y su vínculo con las contradicciones producidas por las dinámicas externas es el proceso que permite la producción de conocimientos, para así reorientar el hacer cotidiano.

Nuestros amigos del CRA’P: http://www.cra-p.org/?page_id=1193&lang=es

30
Jun

Workshop 2 Barcelona, España Julio 2018

En La Gare, Manresa. Espacio dirigido por Maria Ribera Salvador.

Incertidumbre y Defensa: Tránsito y Poética

30
Jun

Workshops 1 Barcelona julio 2018 INCERTIDUMBRE Y DEFENSA: TRÁNSITO Y POÉTICA

Tengo el agrado de invitarlos al intercambio que se realizará en Barcelona, España el 5 de julio en CRA’P. Este encuentro esta enmarcado en el trabajo de investigación y creación que se adelanta en Venezuela desde hace un año.

CUERPOS EN INCERTIDUMBRE, es un espacio de investigación y producción de conocimiento, que se construye desde una metodología que articula lo Artístico – Político – Social y los estudios de la Performance para el análisis y la transformación de las circunstancias contradictorias que nos envuelven en la cotidianidad.

Esta práctica performativa abre sentidos, transgrede las fronteras conceptuales que términos como identidad, cultura o ideologías encierran. Espacios nómadas que nos ayudan a resignificar un orden social que nos asedia y sanciona.

Asimismo Cuerpos en Incertidumbre es pensado como un espacio alternativo que contribuye con los procesos de nueva subjetivación o constitución de nuevos sujetos sociales en un entorno de crisis como la que transita Venezuela.

Saberes populares como el Juego de Palo Venezolano, fundamentos de la defensa y el Cuerpo Defenso, son pilares que se asocian con prácticas psico-físicas que apuntan al autoconocimiento de cara a sí mismo y de cara a los otros.

http://www.cra-p.org/?lang=es

7
Abr

Performance Art Defense

La defensa integral se sustenta en los gestos de la vida cotidiana y en la re-significación de las contradicciones culturales que nos envuelven cada día.

PERFORMANCE ART DEFENSE

¿Qué es defenderse? ¿Cómo el ser humano asume proteger su integridad física? ¿Defenderse se asocia a cuidarse? ¿Cuidarse así mismo implica ocuparse de las dualidades que habitan en uno? ¿Cuáles son las dimensiones de la defensa en los diversos campos donde el ser humano se desenvuelve?

En una era donde lo digital redefine términos como seguridad, participación y toma de decisiones, ampararse en acciones físicas de protección implica hoy en día ampliar el espectro que soporta esas acciones.

La defensa es más que una simple ejecución de técnicas o el adiestramiento en armas. En el mundo ínter conectado en el que transitamos el término Defensa, trasciende a múltiples dimensiones.

La defensa y su geometría política se vincula a lo económico, la defensa virtual de una realidad digital soporta vida y datos personales que definen y muestran comportamientos, memoria gráfica (fotografías) de el transcurrir de nuestro día a día.

Lo afectivo se traslada a símbolos gráficos que proyectan lo orgánico de nuestra existencia a las nuevas tecnologías de la comunicación.

La defensa, lo defensivo, lo precavido trasciende para solicitar espacios donde la exploración psicofisica se integre al desarrollo de habilidades funcionales para la vida, intelectuales pero ante todo psicológicas y emocionales, que permitan la contextualizacion permanente de lo que somos y queremos proteger.

La experiencia producida entorno a la defensa de la integridad física e intercambiada en Cuerpos en Incertidumbre desemboco en la construcción de una metodología de exploración creativa, donde la necesidad de la defensa se fortalece del encuentro y búsqueda de nuevas corporalidades.

Performance art defense se consolida desde el entrenamiento psicofísico, técnico y exploratorio de las emociones en situaciones precisas de violencia y confrontación física, afirmando nuestra humanidad compartida, pero resaltando las singularidades y características culturales y emocionales de cada particularidad, individuo inmerso en el trabajo exploratorio.

Para Turner, un performance es una dialéctica de “flujo”, movimiento espontáneo en el que acción y conciencia son uno, reflexividad, donde los significados, valores y objetivos centrales de una cultura se ven en acción, mientras dan forma y explican la conducta.

Las actividades humanas son concebidas como performance, la cotidianidad transita en un proceso permanente de composición de lo performativo del ser humano; desde esta perspectiva podríamos categorizar las actividades humanas de performance en:

• Juegos

• Ritual

• Deportes

• Las artes de la performance (música, danza, teatro, etc).

• Performance de la vida cotidiana/performatividad (prácticas jurídicas/medicas, entretenimientos populares, medios de comunicación, economía y política).

Las definiciones antes expuesta sobre performance, nos permite considerar las situaciones de confrontación física como fenómenos de múltiples dimensiones, sucesos donde se revelan signos culturales y políticos sobre la violencia y el como nos relacionamos.

Términos como relación, poder, violencia y defensa son hilados por una vinculación invisible de comportamientos que nos coloca en la investigación de uno mismo de cara a los demás; permitiendo la construcción de un cuerpo reposado en su comprensión, en su proceso de introspección creativa que formula medios para vincular territorio interno (subjetivo) con el o los territorios externos (entorno, ambiente, cultura, etc.)

La re-significación origina nuevos imaginarios y comportamientos ante determinadas situaciones cotidianas, las cuales anuncian posturas políticas y de accionar en la cotidianidad.

Performance art defense se soporta en un training cycle que despliega posibilidades para la construcción teórica y práctica del performance de la defensa, gesta un espacio de intercambio y trabajo en colectivo donde se analizan las diversas culturas y las respuestas que han originado a las interrogantes que la necesidad de la defensa expone al ser humano.

Esta rutina se sustenta en el despliegue teórico del sistema de juegos de armas venezolano y los estudios de la performance, así como de otras disciplinas marciales, terapéuticas y bio-energéticas.

Performance Art Defense permite la elaboración de una defensa que se origina en el cuidarse a sí mismo en diversos aspectos de la cotidianidad.

Defensa de un organismo sano (cuerpo-mente-espíritu), defensa de una mente equilibrada, defensa de una alimentación que brinde vida, defensa por una comunicación asertiva, defensa por una inteligencia emocional participativa y creadora, defensa por un ser que valora y respeta lo diverso desde sus singularidades.

31
Mar

Sistema venezuelano di gioco di armi

Bastone – Corpo Pulito – Coltello – Machete

Nella foto: I fratelli Maestri Yepez

Il sistema venezuelano di gioco di armi è un compendio di fondamenti, strategie e tattiche che costruiscono la corporalità difensiva, attraverso tecniche supportate nello sguardo, nel passo e nel cambio di mano, dalla comprensione e il riconoscimento delle abilità fisiche ed emotive in diversi distanze di lotta.

Il gioco ha le sue radici in un contesto culturale e sociale di battaglie, guerriglieri, carceri e codici culturali che definiscono i comportamenti espressivi sulla violenza e le sue domande; ¿Che cos’è l’aggressività? ¿Quali sono le paure o le emozioni che sorgono per difendere la vita? ¿Che cos’è la difesa?

Il sistema si concentra in diversi distanze della lotta alla ricerca di Cuerpo Defenso (in contrasto al “CORPO INDIFESO”) Attraverso i diversi giochi di armi.

Giochi del sistema:

1. Gioco di bastone

2. Gioco pulito o disarmo

3. Gioco di coltello

4. Gioco di bastone e coltello

5. Gioco di Machete

Il sistema è appreso in modo progressivo, il primo gioco da imparare è il gioco del bastone. In spagnolo si chiama: Juego de Palo Pasao.

Il Gioco di Bastone e un tipo di scherma popolare-contadina che viene utilizzata per l’autodifesa. Originario del Venezuela, ha più di 200 anni; Viene eseguito con bastoni / bastoncini di legno che oscillano tra 70 e 90 cm di lunghezza e con uno spessore da 1 a 2 cm. la sua dinamica ruota intorno agli attacchi e alle difese che vengono eseguite con il corpo dotato di un bastone.

In quanto ha un’origine popolare si trova all’interno della storia, della cultura, dei valori e delle conoscenze popolari che fanno parte dell’identità venezuelana.

La prima cosa da studiare è il Cuadro, di questo schema sono noti i primi esercizi di spostamento.

Breve descrizione:

Lo Schema: EL CUADRO

Il maestro Eduardo Sanoja lo definisce: “Figura geometrica tracciata sul terreno o segnata con il gesso sul pavimento, in modo che l’apprendista eserciti i movimenti. La conservazione dello schema è un pilastro fondamentale nel gioco del bastone “.

Questo schema lo chiamiamo: CUADRO

Il giocatore Daniel Perales afferma: “Il CUADRO stabilisce le diverse distanze che convergono se stesso. È una figura geometrica alla maniera di una croce, un quadrato, un cerchio e altri, che è disegnata sul pavimento con l’intenzione di mostrare il passo o i passi.

Nella foto: Classe dove si insegna alle generazioni future El Cuadro.

2
Mar

Mirada propia del Juego de Palo

Tradición y nuevos paradigmas.

“Es feo ser digno de castigo, pero poco glorioso castigar”. Michel Foucault

Mirada, cuadro y pisada son los cimientos que permiten explorar y construir corporalidades defensas, es en esta tríada donde lo antiguo de la tradición del juego de palo venezolano se conjuga con lo nuevo, con las experiencias y vivencias de cada jugador del patio de la Fundación Cultural Jebe Negro.

La producción de conocimiento entorno a la defensa es encarnada en los cuerpos de los jugadores, el debate sobre el problema de la supervivencia y sobre la protección de la integridad física es permanente ¿Qué hacer en una situación de vida o muerte? Preguntas como la anterior han sido el catalizador de un proceso de juego creativo, orientado por mis propias inquietudes enmarcadas en el performance art y la investigación de diversos sistemas marciales y populares sobre el uso de las armas y la lucha cuerpo a cuerpo.

La defensa, el aprender la forma de proteger la integridad física, me fue llevando o desembocando en un conjunto de inquietudes y sucesivas preguntas que hoy en día asocian la defensa a estudios y teorías antropológicas, sociológicas y filosóficas.

Lo interesante es el encuentro que se suscita en el cuerpo, en la diversidad cultural que arroja distintas tácticas ante un mismo problema cuando la punta amenaza la carne.

Considero que en los últimos 4 años mi busqueda obtuvo encuentros, desaciertos, pero ante todo fue y ha sido un proceso que se ha transformado en una forma de vida o de andar mi vida, es testimonial y el objeto de estudio soy yo mismo enmarcado en la incertidumbre de la defensa o mas bien en la incertidumbre de mi vulnerabilidad, que es profunda y realmente se fortalece al comprender los miedos, las propias dudas sobre uno mismo.

Comprender el temor que la propia vida arroja hacia uno es el soporte del saber moverse y transitar en la cotidianidad de manera más digna con uno mismo y los demás seres vivos que nos rodean.

¿Por qué entrenar para pelear? ¿Contra quien peleo? Oriento mi perspectiva hacia resignificar que es ser responsable y también asumir que el aprender a pelear respondía a miedos ocultos, inexplorados, que de una u otra forma no se asumían en la cotidianidad.

Al responder esas interrogantes una dimensión orgánica y universal se expandió frente a mi mirada, la asociación del trabajo físico se vinculó a estudios académicos y disciplinas teóricas y practicas. La conjugación del estudio intercultural fue una de ellas. Premisas como: “El Juego es uno sólo por que los palos van pal cuerpo y el cuerpo es uno sólo”, pensamiento del maestro Mercedes Pérez, me coloca en la comprensión de que los sistemas de lucha son el resultado de los diversos procesos históricos y culturales donde se originaron; las mismas características corporales y biológicas del cuerpo humano son conducidas a través de la diversidad sociocultural para proyectar múltiples soluciones al momento que una punta va dirigida al cuerpo para lastimar.

Es la diversidad de criterios y la asociación del análisis critico del contexto sociocultural lo que permite hacerle frente a la necesidad de la defensa, solo así se gestan reflexiones que determinan el como concebir las situaciones de confrontación física y el uso de las armas.

Mi sentir se orienta hacia la urgencia de concebir espacios donde la violencia y la defensa se puedan albergar en función de producir herramientas psicofísicas que promuevan la comprensión de las contradicciones cotidianas donde nos desenvolvemos.

Es aquí donde tradiciones como el juego de palo venezolano o la capoeira brasileña trascienden a estudios performativos, crean nuevas metodologías y prácticas de entrenamiento, donde las inteligencias múltiples se reconocen, se alimentan; es en la introspección y registro de nuestro propio hacer de cara al otro donde la apropiación de las situaciones externas se logra, es en ese apropiarse de uno o conquistarse a si mismo que la mano sostiene al garrote, para ser arma o apoyo para el transitar en la vida.

8
Feb

El Juego de armas Venezolano

Nel mio processo di ricercatore e professionista di varie arti marziali, come creatore e performance, sottolineo l’importanza di El Cuadro come spazio di allenamento non solo fisico; è in quel recinto rivolto verso l’altro che viene concepita la costruzione di un giocatore d’armi; È in questo diagramma presentato sul terreno che l’individuo incontra le prime tecniche e i fondamenti dell’intero sistema.

El Juego de Armas Venezolano es un compendio de fundamentos estrategias y tácticas que forjan corporalidades defensivas, se soporta en la tradición del Juego de palo o garrote venezolano, el cual es un tipo de esgrima popular-campesina que es empleada para la defensa personal.

Es originaria de Venezuela y fueron los procesos de integración e hibridación socioculturales que se dieron en la región durante los últimos tres siglos los que gestaron este método; la asociación y el sincretismo de las diversas razas, creencias y culturas que se suscitan en Venezuela desde la colonización fueron y siguen siendo un semillero de saberes y expresiones originarias no solo de Venezuela, sino de toda América.

La esgrima se ejecuta con palos/garrotes de madera que oscilan entre 70 y 90 cms de largo y con un grosor de 1 a 2 cms.

Su dinámica gira en torno a los ataques y defensas que son ejecutados con el cuerpo provisto de un garrote; los cimientos del juego se encuentran en “El Cuadro”, diagrama que se presenta en el suelo y define las formas de desplazarse en el espacio a través de las pisadas. El moverse en el espacio se determina por la conjugación de La Mirada, La Pisada y El Cambio de Mano, fundamentos de todo el sistema de juegos.

La combinación de esos tres fundamentos y los años de andar por un camino de aprendizaje donde lo técnico se aviva con el explorar la sencillez y simpleza del juego en situaciones de compleja emotividad, violencia y agresión es lo que va forjando “El Cuerpo Defenso”, último ideal y corporeidad que un jugador anhela apropiar en su ser.

En mi proceso como investigador y practicante de diversas artes marciales, como creador y performance hoy en día resalto la importancia del El Cuadro como espacio de entrenamiento no solo físico; es ese recinto de cara al otro donde se concibe la construcción de un jugador de armas; es en este diagrama presentado en el suelo que el individuo se encuentra con las primeras técnicas y fundamentos de todo el sistema.

Es el cuadro el que presenta la posibilidad de desarrollar un cuerpo atento al espacio donde se desenvuelve, donde se mueve, donde se armoniza con el otro para poder ser eficiente en su defensa o ataque, pero sobre todo es allí donde se forja el carácter y la voluntad de ocuparse de uno mismo, de salvarse.

Remitiéndonos al origen del vocablo Salvar, es un término que posee un origen etimológico en latín que tiene como significado: salvo, salvas, sano o entero, por lo tanto la acción de salvar es la acción de velar por que un individuo permanezca sano. Siendo responsable con uno mismo el primer individuo a salvar es a uno mismo.

Desde esta perspectiva y orientado por planteamientos como el de Michel Foucault donde dice que “La filosofía es el conjunto de los principios y de las prácticas con los que uno cuenta y que se pueden poner a disposición de los demás para ocuparse adecuadamente del cuidado de uno mismo o del cuidado de los otros”, es que asumo la asociación creativa de mi práctica marcial, defensiva, filosófica y deportiva. Así mismo la mirada performativa de la misma genera una integralidad en el hacer y que en el método de práctica e investigación que desarrollo sobre las armas y la defensa inicia en El Cuadro, allí se vincula a la mirada y así sucesivamente con el resto de los fundamentos del sistema de juegos de armas venezolano. Históricamente cada sistema de lucha o de defensa de origen marcial o popular desarrolla una respuesta al como moverse en una situación de agresión. El método venezolano lo concibe desde el cuadro, la cruz, o cuadro de platos. Todos diagramas que se presentan en el suelo y definen los terrenos de La Riña.

La lucha con armas ha sido un planteamiento atemporal en el desarrollo de la especie humana; transitar que se integra con lo político/económico y con el análisis de las circunstancias históricas donde la interrogante de la defensa se origina.

El sobrevivir es una necesidad primaria que evoluciona desde la diversidad de contextos históricos y culturales, estudiar los diversos métodos de lucha es permitirse el encuentro cultural y simbólico de lo singular de los pueblos y sus luchas.

Cerramos este primer intercambio sobre El Cuadro resaltando la voz de uno de los maestros del Juego y mostrando los diversos diagramas de los cuadros.

Maestro Eduardo Sanoja nos señala en su libro:

El Juego de Garrote Larense, el método venezolano de defensa personal.

Los movimientos elementales se inician estando dos aprendices en esquinas diagonalmente opuestas y guardando cada uno idéntica posición, es decir, ofreciendo ambos el mismo flanco, bien sea el derecho o el izquierdo. La intención de esta posición es dar blanco de un solo lado, reduciendo así la vulnerabilidad ante un ataque”.

27
Ene

Encuentro en Sicilia

Texto redactado días antes del encuentro internacional en Sicilia, Italia. Actividad organizada por el Maestro Giuseppe Bonaccorsi.

“Agli amici che incontreremo questo fine settimana. Vi mostro una parte della mia filosofia di vita e come assumo il gioco venezuelano di armi.

Assumendo la ricerca dell’origine delle mie paure e della mia violenza; capire che “la violenza” è una forza vitale che possiamo adattarla comprendendo la sua origine primitiva e spingendo la sua energia in termini di trasformazione di se stess..”.
frammento della scrittura in spagnuolo.

Durante años la práctica de artes marciales la he conjugado con el explorar el cuerpo, comprender que puedo hacer desde los físico asociado al performance art y la investigación.

Entenderse a sí mismo como un organismo que contiene y proyecta lo social ha sido un proceso de revelar que hay dentro de mí de esos espacios donde nos desenvolvemos y que a su vez nos envuelven de signos, significados y significantes.

El proceso hoy me lleva a preguntarme cosas en torno a la defensa y a la integridad física, pensar y sentir la violencia y el asumir el portar un fiyo; en la cultura Argentina, cuchillo pequeño usado por los gauchos, el vocablo viene de fiyingo, castellano antiguo.

Me pregunto: ¿Por qué portar un arma? ¿Cómo portar esa arma? ¿Qué busco? ¿Qué espero? ¿Qué debo hacer con el fiyo? ¿Por qué lo necesito?. O ¿Porque necesito portar un arma?

Problematizar y encontrar las respuestas es una experiencia de cada quien. Experiencias que vivencia el ser a través del escudriñarse y conocerse para ocuparse de sí.

Escudriñar el ser en su integridad es una forma de vida que me ha enseñado el Juego de Armas Venezolano y la conjugación de disciplinas filosóficas y artísticas, así como los estudios de performance e interculturalidad.

Indagar es un factor del proceso creativo que he transitado los últimos años y el cual valora el proceso más que el producto final.

Ese investigar se soporta en el exponerme a mí mismo ante mi propia mirada critica y objetiva de mis propias singularidades, virtudes y sobre todo mis miserias; es ese el proceso que realmente genera una corporalidad defensiva.

Portar un cuchillo, navaja, bastón o palo, así como manejarlo majestuosamente con alta destreza motora, no garantiza que estés preparado para una situación de vida o muerte (en lo personal creo que nuestro andar jamás nos prepara para el morir y es ese el trabajo real de una vida o varias), ni tampoco empuñarlo con dignidad y responsabilidad.

La lógica del mercado, los imaginarios colectivos producidos donde la guerra genera héroes e historias a engrandecer la superioridad basada en una cultura de la muerte, o la supremacía por la fuerza, la conquista; no es el legado que quisiera dejarle a mis sobrinos y nieta, de allí el confrontarme a mi mismo.

Es por esto, que iniciar un camino de introspección de uno mismo asumiendo lo doloroso que puede ser, lo difícil que es desnudarnos ante nuestros propios egos y todas las contradicciones que eso implica; es la senda que he decidido caminar.

Concebir esta forma de caminar en la vida es consecuencia de profundizar e intentar trascender lo aprendido del juego de armas venezolano; fundamentos como: Presentar el cuerpo para protegerlo, exponerlo dando blanco al otro u otra frente a uno, es una noción fundamental de la defensa y las estrategias y tácticas a desarrollar en los terrenos de la Riña. El fundamento de exponerse, presentarse y dar ese blanco; ha generado un proceso en los últimos años que ha trascendido. La introspección, la narración de uno mismo es a lo primero que debemos exponernos, mostrarnos es a nosotros mismos a través de procesos de reflexión critica y creativa que permita la evaluación de nuestro propio comportamiento, de nuestras expresiones cotidianas. Preguntarnos: ¿en que se soportan esas expresiones? ¿De dónde provienen determinadas conductas, y formas de relacionarnos?

Caminar teniendo como brújula este fundamento ha transformado el proceso de entrenamiento físico y aprendizaje del Juego de Armas Venezolano en un proceso de exploración y resignificación de mi propia psicología, emociones y comportamientos, de valorar y comprender otras maneras de codificar actuaciones, el proceso de entrenamiento es permanente, es una forma de vida que tiene una dimensión psicofísica que en expresiones culturales y contextos determinados valen más que tener fuerza o velocidad en una situación de riesgo físico.

Asumir la búsqueda del origen de mis miedos y mis violencias; comprender que “la violencia” es una fuerza vital que podemos apropiarnos de ella comprendiendo su origen primitivo y canalizando su energía en función de la transformación de uno mismo, es el performance más complicado de gestar, pero es el que equilibra la relación entre lo singular y lo social.

Es oportuno resaltar que epistemológicamente, la palabra “violencia” proviene del Latín Violentia y comparten raíz con vigor, fuerza, y se compone con el vocablo Olentus (abundancia). Podríamos inferir que violencia es Vigor en Abundancia. Relacionado a Vital.

Lo primero con lo que me encuentro es que muchas veces la primera agresión violenta que generamos es hacia uno mismo y luego a las personas cercanas. Evadirnos, dispersarnos de lo que contenemos adentro es una agresión a nuestro propio desarrollo y plenitud como seres humanos, al igual que el desbordar nuestro hacer por conseguir los sueños o metas auto definidas y arrollar la otredad que nos envuelve y nos define como singularidad es otra forma de agresión.

Las reflexiones presentadas aquí suenan fáciles de enunciar, pero ha costado sangre en un duelo a cuchillos con mi otro Roberto (infinitos yo que se guardan en mí) se ha convertido en materia para la creación de nuevas formas de relacionarse con otras personas, de comprender los comportamientos que otras personas desbordan sobre uno y los seres queridos.

En los últimos meses este juego de armas ha empezado a jugar con interrogantes que llevo dentro. Creo que ese proceso de preguntar y responder se constituyen realmente en el arma que necesito portar, da origen al Cuerpo Defenso.

La filosofía surge de esta búsqueda de respuestas a múltiples interrogantes acerca del sentido de la vida, podría decir: Que me conducen mis curiosidades. Es desde aquí que el proceso creativo por el que transito asocia diversas disciplinas y perspectivas filosóficas.

Esto responde a generar mi propio andar y hacerme el encontradizo para luego compartir lo aprendido.

R.S. agosto 2017.