Me sabe mal

15 de julio de 2020

Me sabe mal hablar de la defensa, de luchar, de pelear; estoy asqueado de los egos, de la absurda necesidad de defenderse ante ataques imposibles que nunca llegan. 

Me cansa la valentía de portar una punta, de caminar pensando en la pisada y en la urgente necesidad del cuadro. 

Me sabe mal las observaciones técnicas, las criticas sobre supuestos conocimientos del palo venezolano.

Me aburre, la insoportable necesidad de la fuerza, de la rebeldía. 

Es un trago imposible de pasar la insistencia de hablar de la bravura de los pueblos, cuando hoy nos confinan por un enemigo invisible a un mundo virtual. 

Las suaves glorias las determina la nueva audiencia. 

La nueva normalidad, donde la belleza es creada en probetas. 

Me sabe mal, que la cultura no recuerde ni su nombre. 

Me sabe mal, que en estos tiempos por venir la poesía se halla muerta en los celulares.

Me sabe mal, que en estos tiempos por venir las divisas marquen la forma de relacionarnos.

Me sabe mal, que en estos tiempos por venir Frankenstein se tropiece por casualidad con su clon. 

Me sabe mal, que en estos tiempos por venir se me agote el Ron… 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s