Saltar al contenido.

Archivos para

7
Abr

Performance Art Defense

La defensa integral se sustenta en los gestos de la vida cotidiana y en la re-significación de las contradicciones culturales que nos envuelven cada día.

PERFORMANCE ART DEFENSE

¿Qué es defenderse? ¿Cómo el ser humano asume proteger su integridad física? ¿Defenderse se asocia a cuidarse? ¿Cuidarse así mismo implica ocuparse de las dualidades que habitan en uno? ¿Cuáles son las dimensiones de la defensa en los diversos campos donde el ser humano se desenvuelve?

En una era donde lo digital redefine términos como seguridad, participación y toma de decisiones, ampararse en acciones físicas de protección implica hoy en día ampliar el espectro que soporta esas acciones.

La defensa es más que una simple ejecución de técnicas o el adiestramiento en armas. En el mundo ínter conectado en el que transitamos el término Defensa, trasciende a múltiples dimensiones.

La defensa y su geometría política se vincula a lo económico, la defensa virtual de una realidad digital soporta vida y datos personales que definen y muestran comportamientos, memoria gráfica (fotografías) de el transcurrir de nuestro día a día.

Lo afectivo se traslada a símbolos gráficos que proyectan lo orgánico de nuestra existencia a las nuevas tecnologías de la comunicación.

La defensa, lo defensivo, lo precavido trasciende para solicitar espacios donde la exploración psicofisica se integre al desarrollo de habilidades funcionales para la vida, intelectuales pero ante todo psicológicas y emocionales, que permitan la contextualizacion permanente de lo que somos y queremos proteger.

La experiencia producida entorno a la defensa de la integridad física e intercambiada en Cuerpos en Incertidumbre desemboco en la construcción de una metodología de exploración creativa, donde la necesidad de la defensa se fortalece del encuentro y búsqueda de nuevas corporalidades.

Performance art defense se consolida desde el entrenamiento psicofísico, técnico y exploratorio de las emociones en situaciones precisas de violencia y confrontación física, afirmando nuestra humanidad compartida, pero resaltando las singularidades y características culturales y emocionales de cada particularidad, individuo inmerso en el trabajo exploratorio.

Para Turner, un performance es una dialéctica de “flujo”, movimiento espontáneo en el que acción y conciencia son uno, reflexividad, donde los significados, valores y objetivos centrales de una cultura se ven en acción, mientras dan forma y explican la conducta.

Las actividades humanas son concebidas como performance, la cotidianidad transita en un proceso permanente de composición de lo performativo del ser humano; desde esta perspectiva podríamos categorizar las actividades humanas de performance en:

• Juegos

• Ritual

• Deportes

• Las artes de la performance (música, danza, teatro, etc).

• Performance de la vida cotidiana/performatividad (prácticas jurídicas/medicas, entretenimientos populares, medios de comunicación, economía y política).

Las definiciones antes expuesta sobre performance, nos permite considerar las situaciones de confrontación física como fenómenos de múltiples dimensiones, sucesos donde se revelan signos culturales y políticos sobre la violencia y el como nos relacionamos.

Términos como relación, poder, violencia y defensa son hilados por una vinculación invisible de comportamientos que nos coloca en la investigación de uno mismo de cara a los demás; permitiendo la construcción de un cuerpo reposado en su comprensión, en su proceso de introspección creativa que formula medios para vincular territorio interno (subjetivo) con el o los territorios externos (entorno, ambiente, cultura, etc.)

La re-significación origina nuevos imaginarios y comportamientos ante determinadas situaciones cotidianas, las cuales anuncian posturas políticas y de accionar en la cotidianidad.

Performance art defense se soporta en un training cycle que despliega posibilidades para la construcción teórica y práctica del performance de la defensa, gesta un espacio de intercambio y trabajo en colectivo donde se analizan las diversas culturas y las respuestas que han originado a las interrogantes que la necesidad de la defensa expone al ser humano.

Esta rutina se sustenta en el despliegue teórico del sistema de juegos de armas venezolano y los estudios de la performance, así como de otras disciplinas marciales, terapéuticas y bio-energéticas.

Performance Art Defense permite la elaboración de una defensa que se origina en el cuidarse a sí mismo en diversos aspectos de la cotidianidad.

Defensa de un organismo sano (cuerpo-mente-espíritu), defensa de una mente equilibrada, defensa de una alimentación que brinde vida, defensa por una comunicación asertiva, defensa por una inteligencia emocional participativa y creadora, defensa por un ser que valora y respeta lo diverso desde sus singularidades.