Saltar al contenido.

Artículos Recientes

20
Oct

Construcción de una práctica: reflexiones sobre la metodología de enseñanza y aprendizaje

Construcción de una práctica: reflexiones sobre la metodología de enseñanza y aprendizaje

“Bastón en mano, mirada conectada, atención a la respiración del otro.

Esperar para castigar.

Cuerpo reposado en atención.

Palos van y vienen, tensión muscular y nerviosismo en los movimientos.

La salida es pa’dentro…

Presente el pecho para cuidarse.

Hacer público los miedos, las contradicciones.

Un sin fin de elementos se conjugan en el juego de palo venezolano, su esencia defensiva se proyecta en el ritual de los quites en limpio; mientras los palos van y vienen una chispa se enciende, el cuerpo se transforma, la respiración se acelera y los contenidos internos se desbordan hacia afuera, re-dimensionan lo público, la vergüenza queda expuesta ante la punta y su irrevocable verdad”. Ro. Santaella

Workshop Knife & Machete

Knife Fencing Day 2. Sicilia 2018

Premisas como: “Usted juega con el cuerpo que tiene” definen mi pisada en el sistema de juego de armas venezolano, la asociación creativa de diversas disciplinas y oficios colocan mi hacer en la indagación del cuerpo y sus posibilidades, la introspección como herramienta de empoderamiento de uno mismo es la vía para el desarrollo de un juego propio y diverso que sostiene la defensa en la psique y la inteligencia emocional.

Las prácticas performativas se gestan en los pliegues.

A mis 44 años lo singular reconoce lo privado y oculto de comportamientos en el otro u otra; los pliegues o fisuras que se encuentran en la lisura de lo establecido, repercuten o resuenan en las corporalidades que acompañan la cotidianidad, hombres y mujeres que se cruzan en mi camino, en el metro, en las calles de diversas ciudades; portan en sus arrugas, en su piel las posibles ventanas por donde salen y entran diversos sentires.

Es allí en esa imagen del pliegue en lo macro y lo micro que el imaginario colectivo revela y oculta lo público que somos.

Público que se niega a gritar por lo ficticio de la inmediatez de nuestra era. Las tecnologías y los mass medias gestaron una niebla que obstaculiza encontrar al otro en los espacios públicos convencionales (calles, plazas, restaurantes, etc.)

Palidez multicolor que traslado lo público a espacios electrónicos, a planos luminosos producidos de silicio.

En esa otra dimensión de lo público ¿Dónde queda lo orgánico de nuestro cuerpo? la presencia. El pliegue de nuestras arrugas faciales, nuestras canas, nuestros olores, el transcurrir del tiempo se ve uniformado por filtros fotográficos digitales.

Ahora somos los editores de una presencia autómata que olvida el pliegue donde se fertilizan ideas, emociones, para categorizarse en:

El público: el conjunto de los espectadores.

El servicio público: el conjunto de prestaciones reservadas en cada Estado a la órbita de las administraciones públicas y que tienen como finalidad ayudar a las personas que lo necesiten.

El sector público: el conjunto de organismos administrativos mediante los cuales el Estado cumple o hace cumplir la política o voluntad expresada en las leyes del país.

Un bien público: aquel que pertenece o es provisto por el Estado a cualquier nivel.

El dominio público: conjunto de bienes y derechos de titularidad pública destinados al uso público (en derecho administrativo) o situación en que quedan las obras literarias, artísticas o científicas al expirar el plazo de protección del derecho de autor.

El espacio público: lugar donde cualquier persona tiene el derecho de circular.

En esas categorías lo público esta distanciado de lo intimo, de las pequeñas situaciones cotidianas que generan símbolos, que a su vez gestan nuestros comportamientos; es allí donde las intimas incertidumbres de cada ser humano se van encajando en el rompecabezas de la lisura de forma autómata. La primera incertidumbre es ese anillo de productor de imaginarios y consumidor de los mismos, anillo que encierra procesos que pueden ser fertilizante para los pliegues o fisuras de uno mismo o del conjunto al que pertenecemos.

La incierta intimidad velada en un público que no reconoce lo orgánico e imperfecto de nuestra cotidianidad es el catalizador para resignificar lo que somos, lo que portamos, contenemos y compartimos en las diversas dimensiones de lo publico.

En mi habitar la práctica se ha ido re-dimensionando enmarcada en la investigación por la auto defensa; comprender la lucha, la Riña, como espacio ritual codificado, estructurado desde las violencias propias, los miedos y la construcción de una acción sostenida en la agresión coloca en revisión la relación de poder y lo antagónico que dirige nuestras maneras de relacionarnos, de presentarnos de cara a los otros.

El juego de garrote venezolano ha transformado esa relación de lo antagónico de la batalla, por una metodología popular que conjuga el juego y la relación antagónica del rival, incompatible, competidor, opuesto por una relación lúdica del compañero de aprendizaje o juego. Metodología que reconoce al otro como un igual, que cede su cuerpo para explorar las realidades impostergables de las armas.

Frases originales del imaginario y saber del Juego de Garrote venezolano como: “No enseñe sin amistad” generan caminos hacia metodologías educativas y performativas progresistas que permiten el encuentro y la revelación de experiencias de desocultamiento de las contradicciones culturales a los que estamos expuesto día a día.

Enseñar y aprender construyendo vínculos afectivos

Cuando nos preguntamos a nosotros mismos: «¿ Qué estoy haciendo?» o: «¿ Por qué lo hago?» y lo realizamos de cara a otro/otra con la mirada enfocada en los ojos del compañero o compañera, con el garrote en la mano, ritualizando el como nos observamos, como nos movemos para quitarnos del arma que se aproxima velozmente a golpear nuestra carne; estamos componiendo un tiempo/espacio que conjuga diversas dimensiones y roles.

Enseñar y aprender sobre la defensa es aprender a indagar en uno mismo y sobre la impostergable realidad del cuchillo que se avecina o la impostergable realidad de las contradicciones culturales cotidianas que nos envuelven.

Nuestra práctica trasciende a una praxis sostenida en múltiples procesos sistemáticos provenientes de las habilidades cognitivas, de las capacidades de resolver problemas, evaluar situaciones, resolver, sistematizar y dilucidar una situación que no es planificada y que incluso entra en el campo de lo desconocido, poniendo a prueba el aprendizaje adquirido y no solo la memoria.

Estos procesos se edifican en el trabajo psicológico, emocional y espiritual que la relación entre los integrantes del Patio (espacio donde se aprende el sistema de lucha) van construyendo, velando desde sus propios sentires. El proceso se gesta a partir de la confianza, respeto, responsabilidad e intimidad que los enseñantes, en este caso jugadores presentan a través de diversos códigos y protocolos culturales, gestuales, psicofisicos y técnicos.

El Patio, es un espacio dedicado realmente a enaltecer los vínculos entre hombres y mujeres, nuestra divinidad y devoción va orientada al hacer y a las relaciones que se accionan mientras conocemos como defendernos, protegernos mutuamente, compartiendo nuestras creencias, nuestros miedos y anhelos familiarmente.

20
Oct

Encuentro de Esgrima Corta en Sicilia

Worshops Knife & Machete

Por segundo año consecutivo hemos participado en el Knife Fencing Day 2 que organiza el maestro Giuseppe Bonaccorsi.

Está experiencia es una de las primeras experimentadas al llegar a Italia, ha sido un espacio de intercambio de experiencias sobre la defensa y diversos estilos marciales y de métodos populares de defensa con armas punzo penetrantes.

El encuentro se caracteriza por la gentilesa del equipo del maestro Bonaccorsi y la asociación ANCONBAT; el esfuerzo por presentar el legado histórico de la esgrima corta Siciliana se sustenta en la historia y diversidad cultural que compone lo que hoy es Sicilia.

Ejercicios de desplazamientos en el cuadro

Sicilia 2018

28
Sep

El CHOQUE

Una mirada del encuentro de Europa con América.

Por Daniel Perales.

Hoy les acerco esta mirada de mi compañero de juego y co-fundador de Jebe Negro Daniel Perales; mirada que sostiene una práctica propia y continua en un cuerpo y espíritu que esta en constante búsqueda sobre la defensa, sus orígenes, sus verdades y contradicciones.

R.S.

EL CHOQUE

Con macanas, porras, garrotes, palos, mazas, lanzas, arcos y flechas, el choque fue terrible. Por otro lado la espada, el fuego, el caballo y las enfermedades. Desde las macanas aztecas guarnecidas en obsidiana hasta las espadas de Toledo se dieron cita en este momento histórico llamado conquista. Se sabe que en ocasiones el indígena se cortó las manos ingenuamente con esa vara de altísima tecnología llamada espada, pero también se sabe que los petos europeos en muchas ocasiones no resistieron el embate de la macana, la acción del clima, lo difícil del terreno y tuvieron que descartarlo definitivamente a favor de un jubón de algodón o lino prensado que a duras penas resistía las flechas.

Es en este terreno donde chocan dos civilizaciones con distintas concepciones de vida. Una de ellas con evidente ventaja tecnológica, experiencia y recursos en rol de conquista. Tal vez no contaban los europeos con que este lado del mundo estaba poblado por gentes de índole belicosa, que practicaban las formas de lucha y que tenían una concepción de la guerra elaborada y sofisticada.

No obstante de este choque salió arrollada la civilización defensora con el consecuente proceso de conquista.

La metamorfosis

Pronto el indígena aprendió a usar el caballo, el metal y el fuego, y el europeo temió a los nuevos usos que este daba a las viejas mañas. Estoques de siete cuartas en manos indígenas diezmaron las filas europeas. África da su aporte con millones esclavizados traídos a tierras americanas con toda una cosmovisión y cultura que incluye la guerra y las formas de lucha.

De esta forma y no de otra es decir con sangre estas culturas fueron dejando sus rastros en las otras y surge una especie nueva, adaptación y respuesta a las condiciones en que nace.

Al parecer de este lado del mundo, desde México a la Patagonia se prefirió una idea de combate, una concepción de la guerra, un tipo de arma, una ética y una estética particulares. Tenemos un hilo conductor que se sustenta en palabras como “juego”, “quite”, “cuerpo”, “punta” y también “lanza”, “garrote”, “machete”, “lazo”, “cuchillo”.

La idea de combate es defensiva, popular, surge en la necesidad de resistir. A falta de recursos solo tiene el propio cuerpo como primera y última línea de defensa. Por propia índole y estrategia se expone el cuerpo pero no para inmolarse si no para “quitarse” y sobrevivir. Es un combate de naturaleza flexible, pícaro y malicioso cargado de ritmo.

La concepción de la guerra es irregular, se adapta, es orgánica, asimétrica no se detiene tanto en las formas clásicas y si en los contenidos y el logro de los objetivos.

Quiere un soldado obediente pero inteligente, con un cuerpo y cerebro que le funcionen para tener criterio propio en cualquier circunstancia y poder valerse por sí mismo. Arrastra el combate al cuerpo a cuerpo para responder a la falta de recursos logísticos y armamentísticos.

Los tipos de armas son populares, casi se diría civiles que se vuelven armas en momentos de guerra; así que cuchillos, machetes, garrotes, lazos son la panoplia latinoamericana junto con la lanza que es la reina del combate. Dichas herramientas en tiempos de paz sufren modificaciones radicales, en tiempos de guerra, ganan tamaño, mucha punta y más peso, haciéndose el criollo un experto en su manejo.

El tipo de ética que se desprende es la del cuerpo desnudo que se muestra y hace presencia feroz. Así surgen faces como “la culpa no es del que echa el palo si no de quien no se lo sabe quitar” es una ética de cara al otro y que se sustenta en el encuentro, en la mirada, en la palabra, en la acción.

La estética es la de la sobre vivencia, predomina lo circular, el rodear el blanco, el vacío, es defensa antes que ataque. Es la poética de volver lo pesado liviano o casi etéreo y lo solido líquido.

Es la estética del centímetro y el milímetro, la de reírse en medio del miedo y la angustia. Es esa estética que ve lo bello en lo feo.

Es en fin este contexto de conquista y guerra quienes dan forma a un fenómeno cultural que se fue transformando de necesidad en manifestación cultural consolidada como son nuestros métodos de lucha latinoamericanos. La Capoeira en Brasil, el Juego de Garrote Venezolano, el Relancino Colombiano, el Machete Haitiano, Ladja en Martinica, el Stick Fighting en Trinidad, el Cuchillo Argentino, el Corvo Chileno. Son muestra de la riqueza cultural que poseemos, y como se asumió responder las interrogantes sobre la defensa.

La consolidación y ocaso

En el caso venezolano el proceso bélico se sostuvo hasta el siglo xx; con la consolidación de los estados nacionales americanos y el advenimiento de las repúblicas las situaciones de conflicto fueron acabando, no así los hombres que participaron en ellas y sus saberes.

Es así como comienzan a ser enseñados los métodos de lucha en un contexto totalmente civil, comienza a consolidarse la figura de los “maestros” e inclusive surgen escuelas cosa inédita hasta ese momento. Se popularizan las formas de lucha y surge la figura del guapo, valentón o malandro, malevo etc.

Paradójicamente el momento de mayor auge también es el de su declive en vista de lo veloz que avanzaba el siglo xx, la modernización.

Resurgimiento

Hemos visto en los últimos años en especial en occidente un resurgimiento de los métodos de lucha no orientales.

En toda Europa y los Estados Unidos hay un viraje hacia sus propios métodos de lucha como la esgrima antigua o el combate con bowey knife.

En el caso latinoamericano la capoeira tiene millones de practicantes en todas partes del mundo mientras que otros métodos como el garrote venezolano son prácticamente desconocidos, cosa que supone cierta ventaja en términos de lo virgen que aún se mantienen algunos de estos sistemas.

También el creciente nivel de violencia hace buscar a las personas alternativas para defenderse encontrando en los métodos propios una fuente técnica y vivencial como quedan pocas.

15
Sep

Venezuelan weapons games system – Performance Art Defense

El Juego De Garrote Venezolano, o Juego de Palos como también se le conoce, es un tipo de esgrima popular-campesina que es empleada para la defensa personal. Es originaria de Venezuela y tiene una antigüedad mayor a los 200 años; se ejecuta con palos/garrotes de madera que oscilan entre 70 y 90 cms de largo y con un grosor de 1 a 2 cms. Su dinámica gira en torno a los ataques y defensas que son ejecutados con el cuerpo provisto de un garrote y pudiéndose emplear cuchillos y machetes, o también con el cuerpo desarmado.

Al tener un origen popular se sitúa dentro de la historia, cultura, valores y saberes populares que forman parte de la identidad venezolana. Es así que en el repertorio de las variadas manifestaciones culturales tradicionales venezolanas se puede encontrar el conocido baile “El Tamunangue”, el cual incluye en su performance la “batalla” en la que se hacen escenificaciones que referencian al Juego de Garrote, aunque hay que destacar que este sistema de lucha, a diferencia del Tamunangue, no emplea música ni se incorpora a ninguna devoción religiosa y no es una coreografía si no un sistema de defensa.

The Venezuelan Truncheon Game, or Game of Sticks as it is also known, is a type of popular-peasant fencing that is used for self-defense. It is originally from Venezuela and is older than 200 years; It is executed with sticks / sticks of wood that oscillate between 70 and 90 cms in length and with a thickness of 1 to 2 cms. Its dynamics revolves around the attacks and defenses that are executed with the body provided with a club and being able to use knives and machetes, or also with the body disarmed.

Having a popular origin is located within the history, culture, values and popular knowledge that are part of the Venezuelan identity. Thus, in the repertoire of the varied traditional Venezuelan cultural manifestations one can find the well-known dance “El Tamunangue”, which includes in its performance the “battle” in which stagings are made that refer to the Garrotte Game, although it is necessary to note that this system of struggle, unlike the Tamunangue, does not use music or incorporate any religious devotion and is not a choreography but a defense system.

21
Ago

Proceso de investigación sobre corporalidades defensas – Performance art defense

Registro del proceso de práctica y entrenamiento con María Elisa Al Cheikh Strubinger. Apóya nuestra investigación y laboratorio de performance en Venezuela, www.gofundme.com campaña: Venezuela Danza la Incertidumbre. www.entrecuerpos.com www.jebenegro.com.ve Exhibition of the physical work process for the laboratory Bodies in Incertitude.

“La premisa de lo incierto nos acerca, nos hace recurrir de manera instintiva a proteger el cuerpo y su océano de sentires. Podría decir que lo incierto genera una necesidad de gestar lo cierto; no se trata de sobrevivir, se trata de reconocer la larga caminata del vivir, de poder escuchar el sonido de los propios pasos y el sonido de los pasos de los otros.

La incertidumbre orquesta la danza de la defensa….”

R.S.

9
Ago

Workshop di Coltello e Machete. Sistema di giochi di armi venezuelano – Sicilia, Italia septembre 2018

Il gioco delle Armi venezuelane si basa sulla conoscenza dei diversi terreni e distanze del combattimento o Riña, che variano a seconda dell’arma.

Mettersi in uno di questi terreni significa essere nella sua integralità, sapere come percepire se stessi di fronte all’altro e lo spazio che lo circonda.

Conoscere le distanze costruisce strategie e tattiche per abbinare la situazione che si sviluppa, e può sopraffare l’integrità fisica e mentale della persona che si trova in questa situazione.

Il sistema completo di armi venezuelane usa il coltello come seconda arma per studiare, in questa metodologia è importante notare che il coltello o il Chuzo venezuelano è salvato nella tradizione di Parada o Volteo, metodo che concepisce l’uso del coltello per il duello .

Il machete è l’ultima arma da sapere, il suo gioco ha caratteristiche molto precise, è un gioco sviluppato nella guerra in cui il taglio e il bagnare la punta nel corpo dell’altro si combinano.

“Il giocatore di coltello e il suo strumento condividono caratteristiche comuni. Sono semplici, escono dalle loro coperture quando è necessario. Non si permettono di attaccare la ruggine, tagliano quando ne hanno l’opportunità, la tengono al sicuro se non sono necessari “

Alfredo Ovalles. Giocatore venezuelano .

Nel seminario conosceremo lo schema di spostamento, il combattimento e le distanze di gioco.

Distanza di taglio con machete e il principio del Mezquino come mezzo di mobilità e incontro del percorso per bagnare la punta nel corpo dell’altro.

9
Ago

Intercambio en La Gare

Intercambios creativos en Cataluña; el pasado mes de julio se realizo en La Gare centro de arte, la presentación del Laboratorio Cuerpos en Incertidumbre, experiencia que orientan Maria Elisa Al Cheikh y Roberto Santaella en Venezuela.

Los artistas explican:

“El laboratorio está propuesto como una práctica que se lleva a cabo mensualmente a través de un encuentro sabatino que tiene una duración de 8 horas. Durante ese tiempo se propone una práctica psico-física que apunta al autoconocimiento de cara a sí mismo y al otro y a la investigación de los comportamientos expresivos, mediante una diversidad de técnicas de trabajo con el cuerpo provenientes de distintos campos: el teatro, la danza, el deporte, las artes marciales, danzas y expresiones culturales provenientes de diversos contextos socioculturales, técnicas corporales de educación somática, psicoterapias corporales (como la bioenergética y la integración postural). Estas modalidades de trabajo son utilizadas ya que contribuyen con colocar al cuerpo en estado de atención, implicación y presencia (el hacer presencia o el estar presente) de manera que se crea una suerte de disposición corporal que apunta a crear y sostener el momento expresivo grupal”.

El intercambio en La Gare contó con una asistencia nutrida que permitió la exploración de las distintas metodologías y dispositivos que se han construido en colectivo en Venezuela.

La colaboración y el conocerse de cara a los otros fue la dinámica que sostuvo el encuentro en Manresa, ciudad donde esta ubicado La Gare.

Planteamientos en torno a la defensa y la exploración señalaron preguntas que re-significan la comprensión de lo político, al mismo tiempo que la introspección conjuga los procesos creativos para la construcción de estéticas performativas que expresan sentires, ideas, emociones y formas de accionar en la cotidianidad.

Este workshop fue coordinado en Manresa por la artista Maria Ribera Salvador, directora de La Gare, y quién es enlace de cooperación internacional del proceso que se gesta en el Lab Cuerpos en Incertidumbre.

8
Jul

Workshop 1 intercambio en el CRA’P, primer encuentro en Barcelona, España

El pasado 05 de julio Roberto Santaella y María Elisa Al Cheikh intercambiaron en el centro de investigación y creación artística CRA’P la experiencia desarrollada durante un año en el laboratorio Cuerpos en Incertidumbre.

Este proceso de investigación y creación conjuga diversas disciplinas como la DMT (Danza-Movimiento-Terapia) los estudios ínter-culturales y los estudios de La performance.

El sistema de juegos de armas venezolano soporta la construcción de nuevos métodos de exploración creativa, donde los procesos de resignificación de la violencia toman un rumbo hacia la introspección y la confrontación de la relación con el otro u otra.

Repensar la violencia con mirada crítica de las situaciones internas y su vínculo con las contradicciones producidas por las dinámicas externas es el proceso que permite la producción de conocimientos, para así reorientar el hacer cotidiano.

Nuestros amigos del CRA’P: http://www.cra-p.org/?page_id=1193&lang=es

30
Jun

Workshop 2 Barcelona, España Julio 2018

En La Gare, Manresa. Espacio dirigido por Maria Ribera Salvador.

Incertidumbre y Defensa: Tránsito y Poética

30
Jun

Workshops 1 Barcelona julio 2018 INCERTIDUMBRE Y DEFENSA: TRÁNSITO Y POÉTICA

Tengo el agrado de invitarlos al intercambio que se realizará en Barcelona, España el 5 de julio en CRA’P. Este encuentro esta enmarcado en el trabajo de investigación y creación que se adelanta en Venezuela desde hace un año.

CUERPOS EN INCERTIDUMBRE, es un espacio de investigación y producción de conocimiento, que se construye desde una metodología que articula lo Artístico – Político – Social y los estudios de la Performance para el análisis y la transformación de las circunstancias contradictorias que nos envuelven en la cotidianidad.

Esta práctica performativa abre sentidos, transgrede las fronteras conceptuales que términos como identidad, cultura o ideologías encierran. Espacios nómadas que nos ayudan a resignificar un orden social que nos asedia y sanciona.

Asimismo Cuerpos en Incertidumbre es pensado como un espacio alternativo que contribuye con los procesos de nueva subjetivación o constitución de nuevos sujetos sociales en un entorno de crisis como la que transita Venezuela.

Saberes populares como el Juego de Palo Venezolano, fundamentos de la defensa y el Cuerpo Defenso, son pilares que se asocian con prácticas psico-físicas que apuntan al autoconocimiento de cara a sí mismo y de cara a los otros.

http://www.cra-p.org/?lang=es